6 comentarios el “Restauración de Torre Nazarí | Castillo Miras Arquitectos | Huércal-Overa. Almería

  1. Lo peor de esta intervención de “restauración” es que no se puede echar la culpa de tal destrozo a los arquitectos que la han perpetrado…porque no tienen la formación necesaria para restaurar patrimonio. No son restauradores, son diseñadores, creadores de espacios…que para eso han estudiado lo que han estudiado. Si hubieran estudiado restauración tendrían asignaturas de criterios de conservación, sabrían que en restauración se trata de pasar desapercibido, que el protagonismo corresponde a quien hizo la obra hace casi un milenio, que no puedes aprovecharte de él para dejar tu huella sobre una obra que no es tuya…quizas porque no podrias destacar de otra manera…en fín…que la culpa es de quien consiente esto…desde la administración se justifica este tipo de actuaciones pasandose por el forro cualquier ley de patrimonio, ya sea estatal o de la comunidad andaluza…una pena…sigue perdiendo el patrimonio…y a los arquitectos…enhorabuena…os ha quedado muy mono…habeis diseñado…habeis creado espacios…muy bien…me gusta mucho…

  2. Me parece que hablas sin conocimiento del proyecto, como arquitecto he de decir que me parece una obra estupenda, primero porque pone en valor esta antigua torre que de otra manera seguiría derrumbándose, y segundo, porque si te hubieses informado un poco sabrías que esta intervención es reversible, es decir, que el día que haya que hacer una nueva intervención esta se podría eliminar sin causar daño alguno a este fragmento nazarí.

    Por otra parte decirte que los arquitectos tenemos conocimientos en restauración, si bien es necesario la ayuda de un restaurador o restauradora a la hora de llevar a cabo actuaciones de este calibre, sin duda alguno actuó en ayuda de los arquitectos.

    Y por último, decirte que los criterios actuales de restauración no significan “pasar desapercibido”, sino que la actuación debe entrar en diálogo y sintonía con lo preexistente. En este caso me parece correcta la diferenciación entre lo nuevo y lo antiguo, conseguido gracias al contraste de la forma exterior (círculo) y al uso del acero cortén como material muy acertado, ya que es un material que se degrada y óxida con el tiempo y da una sensación intemporal, en clara sintonía con el paso del tiempo que refleja este fragmento del castillo de Huercal Overa.

    Espero que te haya quedado claro que a parte de diseñar y crear espacios, también creamos la sintonía y la materialidad coherente y necesaria con la obra preexistente. Es decir, creamos sensaciones a la vez que técnicamente buscamos la solución que mejor se adapte a la obra, y esa fusión entre el diseño, la técnica y el compromiso con la sociedad es sin duda ARQUITECTURA.

    • Hola, Jesús.

      En primer lugar, gracias por comentar.

      Tengo que decir que, como arquitecto, estoy plenamente de acuerdo contigo. Lo suscribo todo. Creo que explicas muy bien lo que supone esta obra y el papel que juega el arquitecto en ella.

      Además, yo que soy de Huércal-Overa puedo decir que esta intervención ha logrado que incluso los más excépticos vean la torre de otra manera. Antes de su restauración presentaba un estado lamentable, totalmente degradada y repleta de basura y condones (sí, el uso principal hasta el momento era el de picadero municipal). Ahora, además de poder visitarla de forma controlada, se puede conocer la historia de la torre y el por qué de la intervención. Por tanto, puedo dar fe de que se han conseguido los objetivos de la misma, que no es más que la recuperación y puesta en valor de este elemento tan importante para el municipio.

      Suludos.

  3. Pues yo no soy ni de Huércal-Overa ni arquitecto, soy diseñador gráfico, y estoy con el primer comentario de Miguel. Me parece una aberración de intervención a la que sólo le falta ponerle un anuncio en Idealista. Como diseño me parece un espacio acertado para un particular, pero viendo las imágenes me parece muy difícil hacerme una idea del pasado histórico de este edificio y de su entorno. Una pena tirar el dinero para satisfacer el ego de diseñadores-arquitectos a costa, me juego la cabeza, del dinero público (como parece ya costumbre en este país). Me cuesta creer que en otros países de Europa se realicen intervenciones de esta manera.

  4. A mi me parece muy bien.

    Solo que la escalera de acceso, por el color tan oscuro y la forma tan voluminosa quitan
    protagonismo a la torre. Por tanto, yo no lo hubiera hecho así.

    Tampoco entiendo haber puesto suelo de tarima de madera. Estoy seguro que eso no existía en la zona; sino que habría losas de barro cocido, y que en las partes utilizadas de vivienda estarían cubiertas con esteras de esparto.

    Habrá gente que le choque el color tan claro de la restauración. Pero eso sigue los criterios de restauración de la UNESCO, que exige que las partes restauradas se diferencien de las partes conservadas; y de todos modos, cuando la torre se construyó tendría un color muy parecido.
    El tiempo y su pátina tenderán a unificar un poco todo.

    Respecto a la escalera, tuvo que haber una de madera, seguramente pegada a la torre. El hecho de
    estar la puerta de ingreso tan alta dificulta hacer algo más histórico.

    Por lo menos, al hacer la escalera separada de la torre y con un puente hace que el impacto de la escalera sobre la torre sea menor.

    Hay un problema con el ladrillo visto de las bóvedas.
    Normalmente estaban enlucidas (no siempre, por ejemplo en galerías no habitadas). Es una concesión al gusto moderno el dejarlas a la vista.
    Por eso mismo los ladrillos no han sido puestos con cuidado: nunca iban a estar a la vista (eso creían los constructores).

    Hay que tener cuidado con las reconstrucciones, porque no se trata de hacer algo nuevo, ni tampoco el castillo de Blanca Nieves en Disneylandia. Más vale algo auténtico, que algo de tramoya, como el pueblo de Bien venido Mr Marshall.

    En este caso concreto, faltan las almenas y posibles saeteras. Pero no hay garantía de que las hubiera, ni de como fuera su diseño. Por tanto, la reconstrucción ha obrado bien en este punto.
    Bastante es que hayan recrecido la torre, con lo cual aparece más esbelta, basándose en los restos de las ventanas del piso superior y de una posible protección en la terraza.

    La solución del cristal cubriendo el pozo tiene sentido para que se pueda apreciar.

    Lo que nunca puede hacerse es ese tipo de arco que daba acceso a la plataforma de la torre: es totalmente ahistórico y fomenta que la gente crea que ese tipo de arco existió de verdad.

    (por lo visto, las fortificaciones árabes -no estoy seguro con las nazaríes-, estaban enjabelgadas, para que el reflejo del sol sobre la cal deslumbrase a los atacadores dificultándoles el ataque)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s